Es obligación de esta alcaldía el recordar, de nuevo, que en el presente año las fiestas patronales han de ajustarse a la normas que la pandemia exige, en beneficio de la salud pública. Por ello manifiesto, una vez más, que no se pueden celebrar botellones ni encuentros similares. Tampoco, como es de suponer, podrá celebrarse, según ha sido costumbre, la llamada Noche Larga. No está de más el poner en conocimiento de todos que nadie puede invitar, falsamente, por las redes sociales, u otros medios, a eventos no programados por la autoridad competente, y que asumen, de hacerlo, riesgo de sanción penal.

El alcalde