El PP local ha hecho público un escrito en el que dicen denunciar una especie de olvido del Regimiento de Artillería astorgano; y, al tiempo, aducen que no se cubren plazas y aventuran hasta un posible cierre. En realidad, cuando el Cuartel de Santocildes corrió peligro de desaparición fue con el último gobierno de Aznar, con planteamientos que lo reducían a la mínima expresión. Al que fuera ministro socialista, José Alonso, se debe su supervivencia con nuevas dotaciones; y ello con la reivindicación entonces del ayuntamiento astorgano y la colaboración de la Junta de Jefes de Estado Mayor.

El Regimiento astorgano, un siglo después de iniciada su construcción, goza de buena salud, sin discriminación alguna por el Gobierno de la nación, con incorporación periódica de efectivos, y en la actualidad con la mira puesta en su potenciación, con la formación de oficiales en aras a la participación del mismo en actividades Internacionales.

No viendo siendo estos concejales, precisamente, atentos con los intereses de la ciudad, por lo que, dado que día tras día se exhiben enrabietados con el ánimo de perjudicarla, bien estaría que aportasen algún logro para su beneficio.