Pleno con poco debate, al menos en los puntos del orden del día, pero sí bronco en el turno de ruegos y preguntas. El Pleno, celebrado ayer por la tarde, empezó ya con crítica del PP por la tardanza en la aprobación de las actas de las sesiones anteriores, poniendo de ejemplo a los socialistas de La Bañeza quienes han exigido la dimisión del alcalde de la ciudad vecinas por esta cuestión.

Durante la asamblea se dio cuenta de la liquidación del presupuesto. Un asunto que el PP ha pedido que se lleve a la próxima sesión como punto del orden del día para su debate. “El equipo de Gobierno ha intentado evitarlo porque las cifras no tienen justificación”, ha dicho el portavoz económico de la oposición, José Guzmán.

La unanimidad llegó en la denominación de Calle Cruz Verde, a la vía, hasta ayer sin nombre, situada entre la calle Maragatería y perpendicular a la travesía de la Maragatería.

En el turno de ruegos y preguntas el PP ha preguntado por el estado del acuartelamiento y por las gestiones realizadas para su mantenimiento. El alcalde, Juan José Alonso Perandones, reconoció que algunas de las cuestiones no son de dominio público e incidió en que “no está en peligro la pervivencia del cuartel. Cuando corrió de verdad peligro incluso puse mi dimisión en la mesa del ministro. Ahora no corre peligro”, reconoció ante la insistencia del portavoz del PP, José Luis Nieto, de la bajada del número de efectivos.

Desde la bancada popular también se preguntó por la situación del contrato de la ORA sin conseguir por parte del portavoz de Hacienda, Chema Jáñez, una respuesta clara de por donde van las gestiones para sacar el nuevo pliego.

El Plan de Urbanismo fue otra de las preguntas del PP, interesándose por la aprobación ya definitiva del documento porque “hay muchas inversiones paradas”, como señaló Nieto. Por su parte, el concejal de Urbanismo, José Luis de la Iglesia, explicó que la Junta ya tiene toda la documentación y el día 22 de febrero empezó el plazo de 3 meses para que la comisión responda.

En cuanto al coste de los paraguas y de la escultura de la Piñata, Chayo Roig y Rubén Martínez respondieron que los costes se habían elevado hasta los 2.942 euros y 4.203 por la obra de María Camba. También se cuestionó el coste por el alquiler de un camión para la recogida de residuos que supone mensualmente 4.300 euros más otros 3.800 por el alquiler de una barredora.

A mayores también se trataron asuntos como el traslado del mosaico o el colector del Melgar, para el cual se está tratando de conseguir un plan director.