El alcalde de Astorga, Juan José Alonso Perandones, ha confirmado que tras el apuntalamiento del tramo de muralla derrumbado en La Buraca será necesaria una intervención de mayor calado, pues no bastará únicamente con arreglar el trozo caído sino que habrá que actuar en todo el paño ya que se ha visto que no tiene consistencia. Esta nueva actuación encarece el precio anterior, valorado en 24.000 euros. Ahora las obras que se requieren rozan los 35.000 euros y permitirán igualmente dejar al descubierto la cloaca romana hallada.

La reconstrucción del tramo tiene tres objetivos concretos: trabar el forro con el núcleo de la muralla, encauzar la salida de las aguas procedentes de la cloaca y drenar las aguas de riego del parterre de Jardín.

Por otro lado, el alcalde también ha confirmado a Cope que la Junta ya ha encargado el estudio topográfico del entorno de la muralla en la zona trasera del Gullón, donde se actuará con una inversión de 2 millones de euros procedentes de Europa. Ha dicho que, en esta caso, la tramitación es compleja pero que tras este estudio la institución autonómica ya podrá licitar la redacción y la dirección de la obra.