El Ayuntamiento de La Bañeza, en su intento de mejorar la seguridad ciudadana y del cuerpo de Policía Local, ha adquirido una pistola Taser, un arma de electrochoque que se emplea como elemento disuasorio. Con esta incorporación se trata de proteger a los agentes y a los ciudadanos, en caso de actuaciones extraordinarias, así como de modernizar el cuerpo.

Asimismo, este lunes se ha procedido a la realización de un curso de adaptación, para la correcta utilización de esta arma, en el que han participado 13 agentes, dos oficiales y un subinspector. El desarrollo teórico se ha llevado a cabo en las instalaciones de la biblioteca, mientras que las prácticas se harán en el pabellón municipal de la ciudad bañezana.

Además, y para garantizar el uso adecuado de este elemento de disuasión, se establecerá previamente un protocolo de actuación, supervisado por la propia Policía.

Desde el Ayuntamiento quieren poner en valor y agradecer la labor del cuerpo de Policía Local, integrada por una plantilla joven, con iniciativa y comprometida con la seguridad y la atención de los ciudadanos, contribuyendo a hacer de La Bañeza una ciudad amable y segura para todos. De esta manera, recuerdan que su trabajo también se ha podido ver durante la pandemia, realizando labores diversas pero muy necesarias, al igual que la Guardia Civil, con la que la administración está en continua colaboración.

Al curso realizado este lunes asistieron el alcalde de la ciudad bañezana, Javier Carrera, la concejala de Policía, Elena Bailez, y el jefe de la Policía Local, Salvador Rivera.