El concejal de Hacienda, Chema Jáñez, ha confirmado que el Ayuntamiento trabaja en la ordenanza para adaptar el nuevo cálculo del impuesto de la plusvalía. Ha explicado que tendrá que pasar por el pleno y un periodo de exposición de modo que no estima que este aprobada definitivamente antes de que acabe el año. Además, ha explicado que con el nuevo cálculo el Consistorio verá reducidos sus ingresos de modo que no se plantea aportar ninguna bonificación a mayores. Hasta ahora, las arcas municipales ingresaban al año unos 400.000 euros por este concepto siendo la tercera fuente de ingresos más importante para el Ayuntamiento, por detrás de IBI y de la participación en los tributos del Estado.

Jáñez ha destacado que tienen seis meses de plazo para adaptar la plusvalía. Hasta que se apruebe la nueva ordenanza el impuesto no puede aplicarse.