El Ayuntamiento de Hospital de Órbigo ha concluido las inversiones necesarias para que los vecinos y vecinas disfruten de un consultorio médico puntero. Las últimas compras han tenido como objetivo equipar la nueva sala de urgencias abierta en las antiguas dependencias de Cruz Roja en la planta baja del edificio consistorial, al lado de la sala de espera del consultorio.

Las profesionales sanitarias disponen desde hace unos días de una camilla neumática que se adapta a las condiciones físicas de los pacientes y de un equipo de oxígeno, en los que el Consistorio ha invertido cerca de 7.000 euros, un gasto en el que está incluida la iluminación LED.

En esta nueva sala se asegura el respeto a la intimidad de los enfermos que acuden en caso de urgencia, “antes teníamos que ponerlos en la sala de espera con el suero, ahora les podemos dejar aquí tranquilamente con su medicación o cuando esperan la llegada de una ambulancia”, ha explicado la médica Ana Cieza.

Con los nuevos aparatos, la sala de urgencias ha quedado totalmente equipada con el electrocardiograma, el nebulizador y las herramientas necesarias para poner vías y aplicar tratamientos a los enfermos con infecciones respiratorias. Todas estas mejoras evitan que los vecinos tengan que desplazarse al centro de salud de Benavides para las valoraciones en caso de urgencia y para la preparación de los preoperatorios.

La nueva inversión se ha sumado a la realizada en 2021 por el Ayuntamiento, cuando compró el electrocardiógrafo digital, los pulsioxímetros, además de un teléfono inalámbrico con micrófono y auricular bluetooth, una lupa con luz y pantallas protectoras.

De esta manera, el Consistorio del Órbigo se ha gastado 15.000 euros en estos dos últimos años “en mejorar la calidad sanitaria para nuestros vecinos”, ha asegurado el alcalde, Enrique Busto, quien ha subrayado que “todas estas inversiones las hacemos porque en este Ayuntamiento trabajamos por una sanidad rural de calidad y unos servicios públicos de primera para los habitantes de nuestro municipio”. Busto ha recordado la apuesta del equipo de Gobierno socialista por el mantenimiento de los pilares básicos del estado de bienestar, “el esfuerzo presupuestario en sanidad lo hacemos cada año en la educación pública con el banco de libros y las mejoras constantes en el colegio”.