El pasado domingo cerró sus puertas el Mercado Medieval celebrado en La Bañeza desde el pasado jueves 2 de septiembre. Una clásica cita del verano bañezano, celebrado en esta ocasión el primer fin de semana de septiembre debido a la situación sanitaria, que contó con un gran éxito de afluencia de público, que disfrutó del buen clima reinante este pasado fin de semana paseando por las calles de nuestra ciudad.

Con el fin de garantizar todas las medidas de seguridad sanitarias, el mercado medieval se extendió en esta ocasión por diversas calles de nuestra ciudad, permitiendo así un mayor espacio libre para la circulación del público, ocupando como novedad la totalidad de la Calle Astorga y parte del aparcamiento situado junto al consistorio.

El éxito de afluencia de público del Mercado Medieval ha permitido mantener el pulso económico de nuestra ciudad más allá del mes de agosto, tal y como se espera que se produzca el próximo fin de semana con la celebración de la XVIII Feria Agroalimentaria. Continua de esta forma el plan de desarrollo puesto en marcha por el equipo de gobierno municipal dirigido por su alcalde Javier Carrera, demostrando que, tal y como sucedió el pasado año con la celebración del “Verano 2020, un verano diferente”, una buena planificación y gestión municipal permite la celebración de actividades que sirven para dinamizar el comercio y la hostelería de nuestra ciudad.