Ya son varios años los que el servicio de podología lleva funcionando en el municipio. Una vez al mes, los vecinos pueden disponer de esta consulta sanitaria tan indispensable cerca de su casa, y que mes a mes, llena su agenda de consultas.

El Ayuntamiento realizó una apuesta firme comprando un sillón adaptado a las necesidades sanitarias, así como el acondicionamiento de los bajos del consistorio para poder realizar la actividad de manera satisfactoria, teniendo sala de espera, baño y la propia sala de consulta. 

Con el objetivo de seguir dando servicios a nuestros vecinos, ampliamos las consultas ofreciendo también servicio de fisioterapia. Ésta es muy importante para la tercera edad, sobre todo, ya que puede ser un elemento rehabilitador y una forma de reforzar el estado físico de cada persona, previniendo alguna patología o trastornos normales de la edad. 

Este servicio, que iba a empezar justo antes de la pandemia, tuvo que verse retrasado hasta que la situación sanitaria mejorase y se pudiese hacer con total seguridad. 

Desde el mes pasado, estos dos servicios se vienen ofreciendo de nuevo con total normalidad una vez al mes en los bajos del consistorio, estando en unas dependencias totalmente independientes del consultorio municipal y cumpliendo con todas las normas y garantías sanitarias vigentes.

Este servicio lo tienen todos los vecinos cerca de casa, a un precio más asequible, que va íntegramente para las profesionales que se encargan del mismo y donde el ayuntamiento realiza todas las gestiones, incluso facilita transporte si es necesario, para que todas las personas que lo requieran puedan acudir a sus consultas . Los vecinos solamente tienen que llamar al consistorio y pedir cita.

El ayuntamiento prevé en un futuro ampliar este servicio a otras especialidades, dentro de las posibilidades municipales de las que se disponga.