Amanecemos con un nuevo papel que nos indica que no habrá consulta médica. Lograr que te atienda un médico en una zona rural como la nuestra es una carrera de obstáculos y una batalla diaria. La pandemia ha empeorado mucho la atención sanitaria, pero los problemas, como todos sabemos, vienen de muy lejos y de hace mucho tiempo.

Llevamos mucho tiempo viendo cómo los consultorios de Barrientos y Carral sufren constantemente irregularidades y no vamos a permitir desprecio alguno hacia ninguno de ellos. Desde el equipo de gobierno reclamamos una asistencia sanitaria de calidad simplemente pidiendo que se cumpla lo que los vecinos tienen que tener, unos servicios. Y esto es incuestionable, ya que no tenemos que discriminar a los pacientes dependiendo del lugar donde se viva. Ya está bien de tomaduras de pelo, ya está bien de querer tenernos a todos callados sin hablar y asumiendo lo que día a día nos imponen.

Desde el ayuntamiento de Valderrey, EXIGIMOS que se cubran las libranzas de guardia, que se contrate personal para cubrir vacaciones, que se cumplan los horarios médicos y que se garantice la asistencia sanitaria a nuestros vecinos. Simplemente, pedimos lo que ellos, los profesionales, querrían para ellos mismos, para sus mayores, para su familia. No queremos seguir enterándonos por un papel en la puerta del consultorio del día que por “necesidades del servicio” no hay consulta. Casualidad también que nos quiten estas últimas semanas las consultas de Barrientos, pueblo que solo tiene consulta los jueves y que les dejan totalmente abandonados quitándoles la consulta. Exponemos que desde este ayuntamiento llevamos semanas sin recibir ningún tipo de horario ni cuadrante de las consultas del servicio médico, así como decir que nunca hemos recibido qué horario ni qué días hay consulta de enfermería.

El desmantelamiento y abandono de la sanidad rural que estamos sufriendo provocará irremediablemente la progresiva desaparición de los pueblos y NO LO VAMOS A PERMITIR. No vamos a dar ni un paso atrás. Tenemos tres consultorios y los tres deben estar abiertos y garantizar la asistencia médica a todos los que asistan a ellos.