El equipo de Gobierno lleva al pleno de este viernes la aprobación de más de un millón de euros, con cargo a los remanentes, para la ejecución de cuatro obras cuya inversión total asciende a 1,7 millones. El alcalde, Juan José Alonso Perandones, ha explicado esta mañana en rueda de prensa que “uno de los propósitos de mi retorno al Ayuntamiento ocho años después es que el nuevo gobierno municipal encarase obras que entonces quedaron sin finalizar. Son obras de mejora de la ciudad, con incidencia en los servicios y el patrimonio con su rentabilidad turística, tales como el edificio de servicios sociales, el pabellón en la avenida de Ponferrada, la casa de los Panero…, que se están ejecutando”.

La financiación de la tanda de obras que se aprobará en la sesión del viernes, salvo imprevisto, abundan en la mejora de la ciudad y en el futuro patrimonial y económico, ha subrayado el regidor incidiendo en que “dado su avanzado estado de tramitación, se ejecutarán en esta legislatura”.

En concreto se trata de la ampliación, urbanización y finalización del Eje Monumental en Mérida Pérez/ parque del Aljibe, por un importe de 730.335,01 euros, de los cuales la Junta de Castilla y León aporta 465.000. Los 265.335,01 se financian con cargo a remanentes. En este sentido, se está redactando el pertinente proyecto, que requiere aprobación de Patrimonio. “Esta obra es complicada”, ha indicado el alcalde, Juan José Alonso Perandones, también por el aspecto arqueológico, aunque si la comisión da el visto bueno a la memoria este año podría quedar encauzada.

La segunda obra es la finalización del Edificio Cuartel para la Policía Local, sito en plaza Arquitecto Gaudí y que colinda con el Mirador de la Vega. Habían sido adjudicadas, en 2011, dos desglosados de esta obra (que hizo posible la construcción de su estructura) por importe de 379.929, 55 euros. Ahora se llevará a cabo su finalización, para lo que se cuenta ya con el desglosado final de la última fase, interior, por un importe 520.643,87 euros, con cargo a remanentes. “Es una zona que va a permitir una mayor vigilancia”, ha subrayado el regidor. Aquí ya está revisado y planificada la ejecución final de la obra. Una vez aprobado ya podrá salir a contratación.

También se plantea la restauración, en su primera fase, de la de la harinera de Gómez Murias y, posteriormente, Benito Herrero, por un importe de 300.000 euros, de los cuales la Diputación aporta 240000 euros y el Ayuntamiento 60.000. Se cuenta con proyecto, va solo pendiente de la aprobación de esos 60.000 euros, con cargo a remanentes y que se lleva a este Pleno. “Es un patrimonio excepcional que completa el resurgimiento del urbanismo y la Industria de la ciudad entre finales del XIX y principios del XX. Debe consolidarse para no perderlo”, ha señalado Perandones, quien ha avanzado que el objetivo es poder acometer una segunda fase para que “todo el inmueble quede consolidado”. El proyecto ya está redactado y cuenta con el visto bueno de Patrimonio y Diputación. Una vez aprobada por el pleno saldrá “inmediatamente a publicación”, ha dicho Perandones.

La cuarta de las actuaciones es la finalización del Mirador de la Vega, en la plaza Arquitecto Gaudí, por un importe de 156.628,61, con cargo a remanentes. La memoria para esta obra fue presentada Patrimonio en el final de la legislatura anterior, la cual demandó proyecto básico, que fue resuelto, con observaciones, el 11, octubre, 2021, y de ejecución, que fue aprobado, por tanto con el requisito cumplido respecto a la C. de Patrimonio (que no aporta dinero, pero se requiere su autorización), el 3, de enero de 2022. Con cargo a remanentes. El regidor ha indicado que este proyecto viene a consolidar la muralla y a revalorizar la zona. Además prevé terminar el aplacado del Teatro Gullón.

Todas estas obras suman una inversión que supera los 1,7 millones, que estará ejecutada en lo que queda de mandato. Destacar que del montante total, poco más de un millón se invertirán con cargo al remanente y los 700.000 euros restantes se han conseguido con subvenciones.