El presidente de Camino Francés Federación (CFF) cursa una carta a la Junta de Castilla y León para que haga valer su autoridad administrativa y ejecutiva, además de que no participe en acciones que contradicen la legalidad. Esta carta viene motivada por el uso reciente de la Vía Aquitania de logo de la Junta de Castilla y León para el cartel difusor del ‘I Congreso Internacional Vía Aquitania – Camino de Santiago’.

“Desde el respeto que nos merece cualquier iniciativa que pretenda dinamizar y ayudar a la prosperidad de los pueblos de Castilla y León; solicitamos que se deje de utilizar el Camino de Santiago como moneda de cambio de todo tipo de iniciativas económicas, turísticas y publicitarias e instamos a las instituciones para que hagan valer el cumplimiento de los requisitos legales evitando y actuando, como es su obligación, ante:

Las iniciativas que confunden y engañan a los peregrinos.
La señalización falsa y no oficial.”

Camino Francés Federación, organización compuesta por todas las Asociaciones jacobeas del Camino de Santiago Francés, solicita de esta forma respeto y amparo legal a las instituciones para lo que “hoy por hoy es el Camino de Santiago Francés”: Primer Itinerario Cultural Europeo, Patrimonio de la Humanidad y Bien de Interés Cultural en todo su trazado.

“Un Trazado que fue definido a finales del pasado siglo por las instituciones gubernamentales y que, por tanto, mientras no se opte a una modificación por los cauces legales correspondientes, es y será el que en estos momentos está declarado B.I.C.”, remacha la carta.

De estos argumentos y fundamentos legales, la organización expresa su requerimiento para que el itinerario, historia y tradición, no sean confundidos, la señalización falseada, así como que tampoco permitan que otras iniciativas se apropien de la Marca Camino de Santiago de forma indebida, pues como explican es un elemento definido legalmente y con expedientes avalados por Europa.

También añaden que, “querer suplantar y desviar el Camino Francés es, además de una falta de imaginación, un delito. No debemos olvidar que ha provocado ya en el pasado, en Castilla y León y en otros territorios, fatalidades de infausto recuerdo. Ayudar y querer al peregrino pasa, por encima de todo, por no confundirlo, ni con historias, ni con nuevos caminos”, subraya Miguel Pérez Cabezas, presidente de la CFF.