Cada 5 de junio, Naciones Unidas celebra desde hace cincuenta años el Día Mundial del Medio Ambiente, cuando se recuerda la necesidad de salvaguardar el planeta y de actuar en clave de sostenibilidad para conseguir el bienestar global de la humanidad y la armonía con la naturaleza.

La educación ambiental, encuadrada en la educación en valores, está reconocida internacionalmente por su contribución a favorecer modelos de conductas más sostenibles, mediante metodologías activas y experiencias directas e innovadoras. En este contexto, el sistema educativo debe impulsar la sensibilización y formación del alumnado para que adquiera las habilidades, actitudes y capacidades para afrontar los problemas de sostenibilidad actuales y los que van a surgir en el futuro.

Castilla y León cuenta con numerosos centros educativos que llevan a cabo programas estables de educación ambiental, en sintonía con uno de los objetivos de la II Estrategia de Educación Ambiental de la Comunidad. Desde 2018, la Junta recompensa su esfuerzo con el sello ‘Centro Educativo Sostenible’.

Esta mañana, los consejeros de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y de Educación, Rocío Lucas, han entregado a 28 colegios e institutos de la Comunidad dicho reconocimiento correspondiente a los cursos 2020-2021 y 2021-2022. Con las distinciones entregadas hoy, Castilla y León cuenta ya con 72 centros docentes en los que la educación ambiental supone un aspecto fundamental.

En este sentido, Suárez-Quiñones ha reiterado el compromiso de su consejería para proporcionar seguimiento y apoyo a los 72 centros ya acreditados, conformar una red de centros escolares acreditados con el sello ambiental, y alcanzar los 150 centros reconocidos al final de la legislatura.

Por su parte, la titular de Educación ha destacado la valiosa red de espacios naturales de la Comunidad. “Una herencia que hemos recibido de nuestros padres, nuestros abuelos y que, a su vez, es nuestra obligación legar a nuestros hijos. Para lograrlo, es fundamental la educación desde las etapas más tempranas. Así, desde una visión global, la Consejería de Educación ha integrado diversas actuaciones en esta materia en el Programa Hábitos Saludables para potenciar una escuela saludable en todas las dimensiones que representa este concepto”. Lucas también ha subrayado el fructífero marco de colaboración con la Consejería de Medio Ambiente, que está permitiendo abordar el programa para adaptación climática a través de la renaturalización de los patios de centros educativos.

De los 28 nuevos centros que han logrado la distinción, 12 lo han conseguido durante el curso 2020-21 y los 16 restantes han presentado su proyecto este curso 2021-2022.