La exposición llevará por título Transitus y estará abierta de mayo a diciembre

Entre mayo y diciembre de este 2022, la Fundación Las Edades del Hombre celebrará su XXVI edición en la
Catedral de Plasencia. Se trata de la primera ocasión que se lleva a cabo una edición fuera de Castilla y
León-exceptuando las exposiciones internacionales de Amberes y Nueva York.

Para esta edición, se ha llevado a cabo una cuidada selección de obras de distintas épocas, materiales y
técnicas. Por su encaje en el relato expositivo y por su evidente valor artístico, el conjunto escultórico de
San Pedro de Alcántara confesando a Santa Teresa, que se conserva en el Santuario del Santo Cristo Ecce Homo de Bembibre ha sido seleccionado para esta muestra.

Se ubicaría en el capítulo dedicado a la diócesis de Plasencia en su época de mayor esplendor, con presencia de santos relevantes en ese periodo, entre ellos el franciscano Pedro de Alcántara, figura principal
entre los místicos y ascetas del momento, que en este caso aparece con Santa Teresa de Jesús.

La exposición, bajo el título Transitus, pretende mostrar siguiendo el tránsito del tiempo cómo todos los
otros tránsitos y confluencias se concitan en la ciudad y diócesis de Plasencia, así como en toda la región
de Extremadura, especialmente en su momento de esplendor en el siglo XVI, de donde partieron los grandes descubridores del Nuevo Mundo y la empresa de la evangelización de América en la que una ladera y
otra se enriquecieron mutuamente. De esta manera, se quiere realizar un recorrido por la evolución histórica, artística, social, cultural y religiosa de este territorio poblado de hombres y mujeres que dejaron huella en el devenir universal.

Con más de tres décadas de trayectoria, Las Edades del Hombre es más que un movimiento expositivo; sus
raíces son las raíces de un territorio compartido y el trabajo llevado a cabo con el patrimonio ha establecido un vínculo que aúna fe y arte. Esta labor de investigación, conservación y difusión de nuestra cultura
religiosa trasciende de provincias, comunidades o diócesis, arraigándose en el imaginario universal colectivo de nuestro pasado. Es la identidad de un pueblo.