El alcalde de Astorga, Juan José Alonso Perandones, el concejal de Urbanismo, José Luis de la Iglesia, y los arquitectos que se han encargado del proyecto en el pasado y actualmente han ofrecido hoy todos los detalles del proceso que ha seguido el futuro edificio de Servicios Sociales, cuya última fase ya está adjudicada por 470.000 euros y el inmueble será un realidad en 2022, catorce años después de que se iniciaran los trabajos y las sucesivas fases.

Catorce años, fases, parones y subvenciones, además de la herencia de Gregorio y Aúrea, su mujer, que terminarán el próximo año tras completar una inversión final de 1,4 millones que van desde la casa del antiguo inmueble en la calle La Bañeza hasta la edificación de un nuevo bloque que albergará todos los servicios sociales municipales y de Diputación, además de la oficina de consumo y el archivo.

El nuevo edificio consta de sótano, donde estará el archivo, plata baja con despachos, un primer piso con un salón de actos y el despacho de la concejalía de Asuntos sociales, además de una segunda planta y un ático con zonas multiusos e incluso una estancia para casos de emergencia. Además, el edificio está dotado con aseos y ascensor adaptado. En el inmueble hay también guiños a una de las pasiones del Señor Gregorio, como era la aviación, por eso en el pasillo hay pequeñas ventanas, que simulan a las de un avión, o se recrea una especie de tunel que simula un avión vertical, como ha explicado la redactora del proyecto Yolanda Cordero.

La actual arquitecta, Sonia Álvarez, ha explicado que en esta última fase se va a acometer todo el acabado interior, suelos, carpintería… la instalación eléctrica, además del proyecto de telecomunicaciones.

Por último, el alcalde, Juan José Alonso Perandones, ha confirmado que ya se ha encargado el proyecto para el futuro cuartel de la Policía Local de Astorga que se espera esté también finalizado en este mandato que finaliza en 2023.