Vuelve la recreación histórica tras los dos años de parón por la pandemia para celebrar por todo lo alto el 25º aniversario de la fiesta medieval pionera de la provincia del 3 al 5 de junio

Don Suero de Quiñones regresará a las calles de Hospital de Órbigo el primer fin de semana del mes de junio. Después de estos dos años de reposo obligado por la pandemia, el caballero del Luna ya está preparando la lanza y el corcel para batirse en las Justas del Passo.

Y lo hará con toda la gloria y boato pues el ‘fecho de armas’ cumple el 25º aniversario, un cuarto de siglo desde aquel 1997 cuando el Centro de Iniciativas Turísticas del Órbigo inició la recreación histórica pionera en la provincia declarada Fiesta de Interés Turístico Regional.

Para celebrar los 25 años, la coordinadora de la fiesta no ha dudado en nombrar ‘Mantenedor de las Justas’ al equipo sanitario de Hospital de Órbigo, que durante los meses duros de la pandemia “demostró su profesionalidad atiendo casa por casa a los vecinos”, asegura el alcalde Enrique Busto. Los dos pueblos del municipio, Hospital y Puente de Órbigo, quieren de esta manera agradecer a las doctoras Isabel Miguélez y Ana Cieza, y las enfermeras Manuela Ferrero y María Jesús Garmón la dedicación sin horarios, y con los escasos medios de que disponían, en hacer frente al desafío sanitario de la Covid-19 y a la presión asistencial. En nombre del equipo sanitario, Ana Cieza ha manifestado que “es un honor” este nombramiento.

En 1434, cuando Don Suero protagonizaba las Justas del Passo Honroso, Europa se recuperaba de la peste negra, la pandemia más devastadora de la humanidad que, de manera intermitente, provocó millones de muertos durante 400 años. Valga esta imagen de esperanza para el renacer de la recreación histórica que este año, como principal novedad, amplía un día el programa de actos. La fiesta comenzará el viernes 3 de junio, por la tarde se abrirá el mercado medieval y por la noche tendrá lugar un concierto.

La Coordinadora de las Justas utlima ya el programa de la recreación histórica y espera que las gestiones que está realizando el último mantenedor, el juez gallego José Antonio Vázquez Taín, con la Catedral de Santiago de Compostela permitan poner el broche al 25º aniversario trayendo a Hospital de Órbigo la argolla depositada en el templo compostelano por don Suero de Quiñones que llevó en el cuello como ofrenda por su amor a doña Leonor y de la que el caballero leonés no se desprendió hasta que, como colofón de las Justas, inició un peregrinaje a Santiago 15 días después del 25 de julio -festividad de Santiago Apóstol- de 1434.

Primer cartel de las Justas en 1997