La mañana del viernes 27 de agosto, el gigantón ástur, una de nuestras enseñas festivas de la ciudad ha sido ascendido a caudillo. En los inicios de milenio, con la pujanza del bando ástur y la revitalización de la festividad romana, el Exc. Ayto de Astorga tuvo a bien aumentar el séquito de gigantones (hasta entonces solamente formado por la archiconocida pareja de maragatos) con una ciudadana romana y un laureado romano junto con una ástur y su guerrero acompañante.


Tras largos años sosteniendo el liderazgo del pueblo ástur, Eusebio García Martínez, conocido por todos como “Sebius”, se ha convertido en su efigie más significativa siendo la cara de las monedas astures (ases). Pero mucho antes ya había compartido su rostro con la ciudad, puesto que las facciones del gigantón astur tomaron de inspiración la imagen de Sebius, que por aquel entonces aún solo era un guerrero más del séquito de su predecesor: el caudillo Kekiliallus.Hoy, tras diecisiete años, el gigantón ha adquirido, por obra del propio Sebius, los atributos que le confieren la dignidad de caudillo: el báculo coronado por los caballos celtibéricos y el icónico casco astado. De esta manera queda para el disfrute de todos esta remodelada caricatura del caudillo astur.