Se trata de una iniciativa que ya se puso en marcha el año pasado pero con una cantidad de 150.000 euros. Tras la aprobación de todos los grupos este plan se vio paralizado debido a una modificación del Gobierno Central sobre la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera.

Ahora, desde el ayuntamiento planean poner sobre la mesa aquellos 150.000 euros y otros 150.000 más. Haciendo así un total de 300.000 euros que irían destinados colectivos del municipio afectados por la crisis.

El alcalde ha dicho a Cope que sabe que no es la solución pero que quiere que las empresas y autónomos tengan ese pequeño apoyo por parte de la administración local.

La propuesta se va a plantear en un pleno extraordinario en febrero. A partir de ahí, si se aprueba en el presupuesto, Javier Carrera, el alcalde ha señalado que pretenden agilizar al máximo el proceso pero que no estaría disponible para los comercios hasta pasados 3 meses.

Las normas sobre la repartición de estas ayudas serán publicadas una vez que se apruebe la medida en el pleno. Carrera ha adelantado que se utilizarán las bases que se habían planteado en un primer momento. También hemos podido saber en Cope que las ayudas oscilarían aproximadamente entre los 150 y 800 euros dependiendo de cada tipo de negocio y actividad ya que como comunican desde la alcaldía han de valorar muchas variantes.