‘El delirio de los caballos’ es la nueva exposición que impulsa el Musac y que comenzará el 16 de cotubre. Como novedad esta muestra colectiva de varios autores tendrá varias sedes, entre ellas el Museo Romano de Astorga.

El historicismo más tradicional tiende a concebir la Historia como un proceso aditivo, como la suma de una sucesión de “grandes acontecimientos” inevitables, que parecen regirse por sus propias normas y que han “cambiado el mundo” como hasta entonces era conocido, desencadenando un nuevo paradigma sociocultural que inevitablemente modificaba el anterior.

Sin embargo, las distintas corrientes historiográficas que o bien surgieron o bien se afianzaron en los años 70 del siglo pasado llevaron a cabo una renovación en la concepción de la Historia. La posmodernidad rompe con el paradigma precedente y pone en duda la posibilidad de llegar a un conocimiento “fiable” del pasado (y de cualquier realidad), dado que la narración de los hechos, la fuente documental y los textos que han escrito la Historia, son producto de una ideología y una posición –la de los vencedores–.

Partiendo de este planteamiento y tomando como punto de inflexión la sacudida que ha significado para todos nosotros la irrupción de la reciente pandemia, algunos centros culturales de la provincia de León desarrollamos un proyecto multisede, impulsado desde el MUSAC, para recordar aquellas otras situaciones que, para articular la narración y la “secuencia” de la historia, se han definido también como “puntos de inflexión” para indicar un cambio en una tendencia evolutiva. Desde de la idea de que desde el microrrelato y lo acontecido en un pequeño “lugar en el mundo” se puede llegar a comprender el pasado a una escala global, atendiendo a distintos puntos de vista, y que esta forma de comprender el pasado nos ayudará a tener un juicio más crítico sobre nuestro presente y más responsable sobre nuestro futuro.