Un acto castrense ha sido el marco para el relevo de coroneles en el Ralca. Francisco Barrio deja Astorga y toma el mando del acuartelamiento el coronel David Cotorruelo. El acto ha estado presidido por el general del Maca, Vicente Torres.

El coronel Cotorruelo ofreció después un discurso a todos los presentes agradeciendo «el honor y el privilegio de haber sido destinado como jefe del RALCA 63 de Astorga». «Hoy regreso a una unidad del Arma de Artillería con fuerzas renovadas y asumo esta responsabilidad con ilusión y total dedicación, con mi firme compromiso tanto con el Regimiento como mi lealtad hacia el MACA y mi general».

El nuevo jefe tuvo palabras de agradecimiento para su familia y también para el coronel Barrio que «deja la unidad en un altísimo grado de preparación, cohesionada y comprometida con el servicio a España. Continuaré tu legado y mis esfuerzos se dirigirán a incrementar, más si cabe, el alto nivel alcanzado así como su capacidad operativa. Espero ganarme la confianza y el respeto de todos los militares de este Regimiento como tu hasta hecho, en esta que siempre será tu casa».

Lanzó también un mensaje de confianza a todo el personal ya que «me consta vuestra valía, compromiso y lealtad y os ofrezco responsabilidad en el ejercicio del mando, lealtad, dedicación, trabajo diario e ilusión». En último término, rogó a Santa Bárbara su «guía, amparo y protección» y se comprometió a «poner bajo sus órdenes, mi General, un Regimiento con una disponibilidad permanente, altamente motivado, cohesionado, eficaz y eficiente en el empleo del tiempo y los recursos humanos y materiales, además de preparado para ser empleado dónde y cuándo se nos reclame».