ICAL

El río Órbigo pasó esta tarde del nivel naranja de alerta al rojo a su paso por la localidad leonesa de Cebrones del Río, uniéndose a los ríos Riaza, a la altura de la localidad segoviana de Languilla, y al Tuerto, en San Félix de la Vega, que llevan toda la jornada en dicho nivel ante la crecida de las aguas como consecuencia de las precipitaciones caídas en la zona en las últimas horas.

No obstante, y según refleja el último parte emitido por la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), recogido por Ical, el cauce de estos dos últimos ríos tiende al descenso, mientras que el del Órbigo continúa creciendo tras alcanzar un nivel de 3,09 metros y un caudal de 264,39 metros cúbicos por segundo.

Mientras tanto, continúan en el nivel naranja de alerta los ríos Arlanza en Peral de Arlanza (Burgos), tendente al crecimiento; Duero en Garray y Revinuesa en Vinuesa (Soria), cuyo caudal va progresivamente reduciéndose; y el Ucero en Osma (Soria), que va tendiendo hacia la estabilización.

Salió de la situación de alerta el río Duerna a su paso por Santiago de Valduerna. No obstante, la CHD sigue pidiendo extremar las medidas de precaución ante las posibles crecidas de los ríos de la cuenca del Duero con motivo de las precipitaciones y nevadas que se espera que continúen durante las próximas horas. 

Además, recuerda que cuando una estación del organismo de cuenca entra en situación de alerta o alarma, esta se transmite aguas abajo, por lo que la vigilancia debe extenderse a todo el cauce

FOTO: crecida del Tuerto este martes en Sopeña de Carneros