Este año sí. El XXII Otoño coral se celebrará durante el mes de noviembre con total normalidad tras dos años en los que casi no se han producido intercambios y se ha obligado a los coralistas a cantar con mascarilla. La presidenta de la coral del Milenario de San Salvador, Begoña Ferrero, ha comunicado este miércoles que las corales invitadas actuarán en la capilla del Nazareno los tres primeros sábados del mes a las 20:45 horas y la coral del Milenario cerrará el ciclo en el teatro municipal el domingo 27 a las 20:30.

Este sábado 5 de noviembre abrirá el ciclo el Orfeón de Carballino (Ourense) dirigido por Christian Casas, seguirá el día 12 la Coral Isidoriana de León (fundada en 1962) bajo la batuta de Teodomiro Álvarez y el 19, la Agrupación Coral de Nava de Asturias con la directora María Peñalver.

La presidenta ha dado las gracias a los anunciantes y al ayuntamiento por su colaboración en la revista, que, además de los salidas, cuenta con artículos del pianista José Carlos Ramos, la secretaria de la Fundación Conrado Blanco, Luisa Arias y el homenaje a Arturo Cabo como presidente honorífico de la coral bañezana.

El alcalde, Javier Carrera, ha destacado la repercusión que tiene La Bañeza gracias a la coral que lleva trabajando desde 1985. “La imagen de nuestra ciudad, que lleváis a otros lugares, es muy grata y estamos muy agradecidos. Volver al otoño coral sin mascarillas es lo que deseábamos y tener corales de fuera es un lujo. Quiero felicitar a todos los miembros de la coral porque vuestro esfuerzo es una satisfacción colectiva”, ha indicado.

El concejal de Cultura, José Luis del Riego, ha señalado que es una alegría haber firmado de nuevo el convenio de colaboración con la agrupación bañezana después de dos años y se demuestra una vez más que las corales siguen interesadas en venir a cantar a nuestra ciudad.

Y, por último, Arturo Cabo, uno de los fundadores y presidente de honor de la coral del Milenario, ha cerrado la presentación diciendo que “La Bañeza tiene que estar muy orgullosa de nosotros después de haber recorrido medio mundo dando a conocer nuestra ciudad. Gracias a Conrado, Mario y Don Rogelio nació esta coral y hay que seguir adelante mientras se mantenga la ilusión”.