A veces es difícil hacer las cosas peor, y esto es solo un ejemplo de ello, indican el PP de Astorga.

Para empezar el año hemos asistido a la ‘charlotada’, por no llamarlo de otra manera, de la entrega de los tradicionales calendarios, que cada año entrega el Ayuntamiento de Astorga. Este año, por primera vez, el equipo de gobierno que cada día se parece más al camarote de los hermanos Marx, ahora sin el hermano comunista, entregó unos calendarios sin saber nadie de qué año eran, pues se les olvidó poner el año 2023. Los astorganos estábamos incrédulos.

Y es que la imprenta para imprimir ese trabajo, todos sabemos que una o varias personas del equipo de gobierno dieron el OK, sin percatarse que no figuraba el año.

Pues como una chapuza más en su gestión diaria, han puesto una pegatina con el año y ni siquiera han salido a la luz pública a pedir disculpas por el error, pues sabemos a ciencia cierta que antes que ellos, se dieron cuenta cientos de astorganos que vieron que el calendario no contenía el año.

Vemos que es otro despropósito más, pequeño, pero evidencia claramente todo lo que está sucediendo en la gestión diaria de nuestro ayuntamiento.

Grupo de Concejales del Partido Popular de Astorga.