Arranca un nuevo curso escolar, posiblemente, el más caro de la historia. Según la OCU, el gasto medio por niño es de 400 €. Las familias se enfrentan no sólo a los gastos corrientes ligados al inicio de las clases, sino que este año, el incremento de los precios por la inflación, hace que para muchas familias se haya convertido en un reto prácticamente imposible de afrontar. Desde el consistorio, se vuelven a ofertar las ayudas destinadas a los gastos escolares, y una vez más, su gestión se muestra renqueante ya desde el principio. Aparecen errores de datos que pueden dar lugar a confusión a los demandantes, como asegurar en la 2ª página que el ejercicio a tener en cuenta para el cálculo de la renta familiar es el 2020, en lugar del 21, o que el centro escolar a consignar en la solicitud sea el del curso 2021/2022, en vez del que corresponde al curso actual. Errores a los que nos tienen acostumbrados, pues en estos 3 años, siempre han presentado fallos en el contenido.

Otro defecto perjudicial para los solicitantes es el baremo de rentas, que redujeron ya en anteriores convocatorias, por debajo del tramo de umbral de rentas más bajo de los consignados por el Ministerio de Educación para el cálculo de renta de la unidad familiar. Esto supone eliminar el derecho a solicitar estas ayudas municipales para muchas familias de rentas bajas, o medias-bajas. Algo que se ha reflejado en las últimas 3 convocatorias, donde se ha reducido drásticamente el número de familias beneficiadas: en el curso 2018-2019, último año de la gestión de las ayudas por el PP, se concedieron 294 ayudas, en este pasado curso, con equipo de gobierno social-comunista, se redujo el total de ayudas a 160, lo que demuestra la pésima gestión que se está realizando.

Las ayudas sociales son más necesarias que nunca. Las familias necesitan con urgencia apoyo por parte de nuestro ayuntamiento. Llevamos más de dos años solicitando al equipo de gobierno municipal un paquete de medidas destinado a las familias para poder afrontar los gastos del día a día. Ni desde el Psoe municipal, ni por parte de Iu mientras estuvo en gobierno, se han tomado medidas sociales ni desarrollado ayudas específicas en estos tres años, en contra de sus promesas electorales. Faltando también a sus promesas de transparencia, encontramos total opacidad para saber qué presupuesto municipal se destina a ayudas sociales.

Llegar a fin de mes resulta cada vez más difícil. Los gastos básicos de subsistencia, como vivienda, electricidad y calefacción, alimentación, ropa y calzado, etc. se han convertido en una carga asfixiante que en muchas ocasiones, son inalcanzables. Según datos del INE, a nivel nacional (extrapolable a nuestra ciudad) la tasa de riesgo de pobreza y exclusión social en España se sitúa en un 27,8%, lo que supone en cifras 13.176.837 personas. En el rango de población de menores de 16 años, ese porcentaje aumenta hasta un 33,2%, ¡un tercio de los menores de 16 años en nuestro país! Realmente alarmante. En los últimos 12 meses, un 14,3% de la población no pudo permitirse mantener la vivienda a una temperatura adecuada. Y estos datos empeoran a medida que avanza el año, pues las previsiones vaticinan un recrudecimiento de la situación. Según la Agencia Internacional de la Energía, el aumento del precio del gas puede llegar a duplicarse o triplicarse en los próximos meses. La electricidad ha visto elevados sus costes un 265% en el último año, sin expectativas de mejora. Y la inflación se sitúa ya en un 10,8%, la más alta desde 1984. Datos demoledores que implican el aumento de la vulnerabilidad de los sectores más desfavorecidos de la población.

Desde el Grupo Popular de Astorga llevamos 3 años pidiendo ayudas sociales municipales, apoyo directo a las familias astorganas que están sufriendo las consecuencias devastadoras de esta crisis económica. Y la situación promete empeorar este invierno con los precios inalcanzables de los suministros. Exigimos medidas urgentes e inmediatas destinadas a las muchas personas que padecen esta situación en nuestra ciudad. El Psoe municipal debe dar la cara ante esta problemática ya.

Nuestro alcalde, al igual que el presidente nacional, siempre se vanaglorian de su magnífica gestión, cerrando los ojos a la realidad. ¡Señor Perandones! ¡Deje de mirar hacia otro lado! Pónganse de una vez a trabajar pensando en las necesidades reales de los ciudadanos y no en sus caprichos personales, hay muchas necesidades en nuestras familias que usted quiere ignorar. Tomen de una vez medidas reales y eficaces para ayudar a las familias, y deje de invertir cientos de miles de euros públicos en gastos innecesarios con la crisis económica y social que la población está padeciendo. Lo que la ciudad necesita ahora mismo no es despilfarrar los fondos públicos en una harinera museo, en trasladar un mosaico ya en exposición a otro emplazamiento, o una Casa Panero a su gusto. ¡Abra los ojos a la realidad y a las necesidades ciudadanas!

CONCEJALES DEL GRUPO POPULAR EN EL AYUNTAMIENTO DE ASTORGA.