Las inversiones suman 413.000 euros, aunque los dos proyectos más importantes, la finalización del edificio de Servicios Sociales y el Cuartel de la Policía Local, se acometerán con cargo al remamente

Se mantienen las campañas de fomento del comercio y la hostelería local

En 2022 se volverán a cobrar las tasas de las terrazas, el mercado y la instalación de la feria, que se suprimieron con la pandemia

El concejal de Hacienda, Chema Jáñez, ha presentado esta mañana los presupuestos que regirán las cuentas municipales el próximo año. El edil ha argumentado que ahora la coyuntura es diferente, “nos situamos en la salida de la crisis social y económica y desde las administraciones públicas tenemos que impulsar el crecimiento y desestancar la economía”.

Jáñez ha puesto sobre la mesa que desde el equipo de Gobierno, y a través de su estrategia económica, han logrado evitar un plan de ajuste y hacer que en lo más duro de la pandemia el ayuntamiento fuera un escudo social. “Hemos logrado objetivos como mantener la solvencia, garantizar los servicios públicos y tener unas cuentas robustas”.

Ahora, 2022 se plantea como un año de salida de la crisis. Por eso, en los presupuestos los dos principales cambios que se aprecian tienen que ver con relación al personal porque por fin se adecua el presupuesto a la RPT. El otro cambio importante son los gastos corrientes que disminuye notablemente porque finaliza la privatización de la basura y el aumento de transferencias corrientes para dotar de presupuesto a Ecoasturica.

Las cuentas suman un importe total 9,2 millones, teniendo en cuenta que los ingresos se han contemplado desde la máxima prudencia. “Con recursos propios sería el presupuesto más alto de la serie histórica”, ha explicado el concejal.

En cuanto a los gastos de personal ascienden a 4,3 millones, aumenta en 237.000 euros, un aumento que se basa en que el sueldo se sube un 2 por ciento a los funcionarios y en que se crean nuevas plazas. “La nueva RPT nos va a permitir que el Ayto próximamente pueda convocar la mayor oferta de empleo público que se haya sacado en mucho tiempo”, ha matizado el responsable de cuentas.

Además se mantienen los gastos corrientes (-800.000 euros las basura) pero ascienden las transferencias corrientes. En concreto, de 340.000 euros pasa a 1,4 millones (1,05 a la basura y se amplía para la partida para asociaciones) Además se recuperan las tasas por ocupación del suelo público (terrazas, mercados y feria). Igualmente, se refuerza el área cultural para que el Gullón eche andar, servicios deportivos, casa panero (gastos corrientes)

La previsión de las inversiones es de 413.600 euros. A esta cantidad hay que sumar los remanentes, donde se contemplan dos obras estrella: Servicios Sociales y el cuartel de la Policía Local.

“Los presupuestos garantizan estabilidad y se garantiza la solvencia, sin subir el IBI ni la tasa de basura”, ha reconocido Jáñez, quien ha cifrado el endeudamiento municipal en un 40%. Por último ha destacado que se van a mantener las partidas de impulso al comercio local y que para desarrollo industrial solo se contemplan 10.000 euros a la espera de la aprobación definitiva del PGOU.