ICAL

El plan para la restauración, conservación y uso social de iglesias, ermitas y templos de la provincia leonesa que promueven el Instituto Leonés de Cultura de la Diputación y los obispados de Astorga y León prevé invertir un millón de euros en actuaciones que promuevan las pedanías y ayuntamientos afectados, que podrán plantear obras de hasta 25.000 euros para la puesta en valor de su patrimonio religioso.

El diputado de Cultura, Pablo López Presa, fue el encargado de presentar hoy los detalles del programa Iglesia Abierta en el que el ILC aportará medio millón y los dos obispados de la provincia 250.000 euros cada uno para una convocatoria cuyo plazo está abierto hasta el 31 de enero y que prevé la ejecución de las obras seleccionadas en seis meses.

Las juntas vecinales y los municipios solicitantes tendrán que contratar las obras, que será supervisadas por la comisión encargada de seleccionar los proyectos beneficiarios y que estará compuesta por arquitectos y restauradores. Entre los criterios técnicos más relevantes a la hora de elegir las actuaciones que se acometerán está la calidad de las memorias presentadas.

También se tendrá en cuenta la importancia del bien sobre el que se propone intervenir, la necesidad, urgencia y oportunidad de la actuación y el grado de implicación de la entidad local menor o del ayuntamiento afectado, que deberán aportar un mínimo de un diez por ciento del coste total de la restauración.

López Presa recordó además que, dado que la convocatoria conlleva el uso de dinero público, los edificios intervenidos podrán ser utilizados para fines culturales. El diputado comentó que la convocatoria también servirá para “evaluar las demandas en la materia que hay en el territorio, que seguro que son muchísimas”.