La candidatura del PSOE de León a las Cortes autonómicas, encabezada por Nuria Rubio, ha visitado este martes el mercado de Astorga para seguir reivindicando todas las necesidades que tiene la zona. “Llevamos 35 años de un gobierno de abandono a este territorio, de decadencia y manchado por la corrupción”, ha declarado la númerouno, recordando el último escándalo del candidato popular Mañueco, investigado por el Tribunal de Cuentas bajo la petición de la Fiscalía sobre sus primarias.

Frente a “la decadencia del PP”, Rubio ha presentado en la capital maragata un “proyecto muy ambicioso, fresco y renovado”, en el que destacan dos ejes que afectan de forma directa a Astorga: la lucha contra la despoblación y el fin de los desequilibrios territoriales. 

“Tenemos un plan de reindustrialización que pondremos en marcha durante los primeros 100 días del Gobierno de Luis Tudanca, que incorpora también un fuerte apoyo al polígono industrial de Astorga, abandonado por la Junta. Para generar oportunidades es muy importante tener industria”, ha sentenciado la política socialista. 

Rubio también ha insistido en la necesidad de fijar población a través de unos servicios públicos justos y de calidad, centrados en la sanidady educación pública y en los servicios sociales, con una mayor oferta de las plazas de residencias para nuestros mayores, por ejemplo. 

El alcalde de Astorga Juan José Alonso Perandones ha expresado las dos líneas fundamentales que hay que tener en cuenta a la hora de votar, que son “las personas que se presentan y qué nos pueden ofrecer” y la suma “de sus proyectos e ideas”. 

En este sentido, el secretario general del PSOE de León, que ha puesto en valor todos los avances conseguidos en Astorga gracias al trabajo de su regidor y equipo de Gobierno, como la comisaria, el teatro y la recuperación de la muralla, ha insistido en que “solo el PSOE tiene un proyecto de futuro para la comarca, la provincia y la comunidad”, 

“Para llegar al cambio hay que votar al PSOE, es la única opción que tenemos el día 13 de febrero en las urnas, concentrar el voto de la izquierda, el voto de toda la gente moderada esta provincia. Es la única garantía para dejar atrás un gobierno, el de la Junta, que ha traído despoblación y pérdida de oportunidades”.