El nuevo coronel del Ralca 63 y jefe del acuartelamiento Santocildes de Astorga, Francisco Fernando Barrio García, ha pasado este jueves por el micrófono de Cope para contarnos cómo ha sido la toma de contacto con este nuevo cargo que asumió el pasado 21 de diciembre. Barrio se ha referido al nuevo equipamiento que llegará próximamente a Astorga, como es la nueva munición que permitirá hacer fuego a mayor distancia y con mayor precisión, una aeronave pilotada a distancia y la recuperación de la capacidad lanzacohetes.

Francisco Barrio ha tenido varios destinos en unidades de artillería de campaña y antiaérea, estuvo tres años como capitán en el Ralca 62 de Astorga, después en el Mando de Artillería de Campaña en León y como Oficial de Estado Mayor fue destinado al cuartel general de la OTAN en Gran Bretaña, en el Estado Mayor del Ejército y en el Centro Superior de Estudios de las Fuerzas Armadas. Además ha sido jefe de instrucción y adiestramiento de oficiales y suboficiales en la Academia de Artillería.

El nuevo coronel del Ralca 63 ha señalado también que, en la actualidad, estamos inmersos en dos proyectos internacionales. Participaremos en los próximos meses en las maniobras con fuego real que se realizarán en Alemania para demostrar la interoperabilidad de nuestro sistema de mando con el de nuestros aliados y, por otro lado, se está preparando una unidad de radares para formar parte de la fuerza de acción rápida de la OTAN en el año 2022.

Por último, en cuanto a la situación sanitaria, en el acuartelamiento siguen manteniendo todas las medidas de separación e higiene, con entradas y salidas escalonadas del personal, y aunque han tenido casos positivos y contactos estrechos, no ha habido que lamentar ningún fallecimiento por Covid.