El Tribunal Supremo acordó hoy la suspensión cautelar del adelanto del toque de queda a las 20.00 horas que aprobó la Junta de Castilla y León. El rotativo indica que la Sala de lo Contencioso-Administrativo no se ha pronunciado sobre el fondo del asunto ya que solo ha acordado estimar la medida cautelar promovida por el Ministerio de Sanidad.
El Ejecutivo de Alfonso Fernández Mañueco adelantó el toque de queda para frenar la COVID, decisión que fue recurrida por el Gobierno por ir en contra de la regulación básica del estado de alarma, ya que fija como período para las limitaciones de la libertad de circulación de las personas en horario nocturno el comprendido entre las 23.00 y las 6.00 horas “posibilitando tan solo que las autoridades competentes delegadas pudieran determinar en su ámbito territorial” situar su inicio entre las 22.00 y las 00.00 horas y su finalización entre las 5.00 y las 7.00 horas.