En términos generales la provincia pierde población, según recoge el último padrón del INE, pero también cabe destacar que algunos pueblos de nuestras comarcas han ganado habitantes en el último año. Uno de los casos más llamativos es de Brazuelo que, con 34 habitantes más, es el que más sube porcentualmente en la provincia, un 11%, al aumentar su vecindario hasta los 340 habitantes sobre los 306 que tenía en el anterior.

Riego de la Vega alcanza 731 con 23 habitantes más respecto al 2021; Villaobispo de Otero llega a los 537 con 22 nuevos empadronados; Santa Elena de Jamuz se mantiene por encima de 1.000 (1.046) con 17 vecinos más que el año anterior. Santa Colomba de la Vega llega a 495 con 17 empadronados más y Santa Colomba de Somoza también aumenta población al oasar de 518 a 529 empadronados.

Villagatón y Cebrones del Río suben en 14 empadronados y alcanzan 650 y 437 respectivamente. Santiago Millas también gana vecinos de 343 a 352 en este 2022 y Hospital de Órbigo también registra un ligero aumento al pasar de 977 vecinos a 981 empadronados en este 2022.

Además, como recoge Diario de León, la corporación municipal de Turcia, también en nuestras comarcas, confirma lo que ya venía anunciado en el padrón provisional y baja de 9 a 7 concejales al pasar de 1.003 a 993 vecinos y vecinas.