La Primera Marcha del Camino de Künig, entre Trobajo del Camino y el paso del río Órbigo, ha sido una auténtica fiesta colectiva, en la mañana del sábado, día 28 de agosto.

Los atletas Salva Calvo y Nary Ly protagonizaron el evento, arropados por decenas de caminantes que se iban añadiendo en el curso del recorrido, hasta  la conclusión del  mismo en el puente sobre el Órbigo, hacialas dos de la tarde.

La Marcha se inició en el Mirador de Trobajo, ante los restos de un crucero gótico de enorme importancia histórica para la vía Compostelana, pues era –según relató en el siglo XV Hermann Künig- un punto clave de los Caminos de Santiago en León.

El monje alemán, en la primera guía moderna del Camino,  señalaba que junto al crucero había una bifurcación. Por el camino de la izquierda se avanzaba hacia Astorga y Rabanal; pero él recomendaba el camino de la derecha, que conducía a Santa Marina, cruzaba el luego el centro de la Cepeda, para entrar al Bierzo por la zona de Brañuelas-Cerezal de Tremor; un paso por el que se avanzaba –dijo- sin subir montañas.

La alcaldesa de San Andrés del Rabanedo, Camino Cabañas, y el presidente de la Asociación de Amigos del Camino de Künig, Tomás Álvarez, acompañaron a los atletas en la salida, a las 8,30 de la mañana. Junto al leonés Salva Calvo y la maratoniana camboyana Nary Ly inició el recorrido un grupo reducido de caminantes. Ante ellos, la alcaldesa destacó el valor de la iniciativa que pone en valor un Camino de Peregrinación Histórico que arranca precisamente desde Trobajo del Camino.

A lo largo de la Marcha fueron incorporándose nuevos participantes, de forma que  a la llegada a Villadangos eran ya varias docenas. En este punto, Salva Calvo continuó con un grupo en dirección a San Martín del Camino acompañado por Francisco Álvarez, ex subdelegado del Gobierno en León y vicepresidente de la Asociación de Amigos del Camino de Künig. En San Martín se les incorporó otro grupo de participantes entre ellos el alcalde del municipio de Santa Marina del Rey, Francisco Javier Alvarez, y Daniel Miguel González Alegre, presidente de la Junta Vecinal.

Por su parte Nary Ly continuó en dirección a Celadilla y Santa Marina del Rey, en compañía de Tomás Álvarez y el alcalde pedáneo de Celadilla, Apolinar Fernández Franco. El avance se hizo por el antiguo Camino de León que unía el corazón del valle del Órbigo con la capital leonesa y que ahora está perdido en buena parte.

Hacia las dos de la tarde ambos grupos alcanzaron el puente del Órbigo, donde se inauguró un monumento al Camino de Künig. En este acto, el alcalde de Santa Marina destacó el valor de esta variante histórica del Camino Francés recogida en la primera guía moderna del Camino de Santiago. Asimismo, propuso que la celebración de la marcha tenga continuidad en el futuro.

La jornada resultó un éxito por número y el entusiasmo de los participantes, entre los cuales figuraban caminantes de todas las edades; el mayor de ellos, de 86 años de edad, se incorporó en Celadilla para hacer los últimos cuatro kilómetros a pie, a un ritmo intenso.

La Asociación de Amigos del Camino de Künig, tiene la intención de proseguir celebrando nuevas ediciones de la Marcha, por entender de no sólo es una herramienta adecuada para difundir el camino histórico de la peregrinación recogido por Hermann Künig, hace cinco siglos, sino un elemento de dinamización de la vida social, económica y cultural de los pueblos por donde pasa esta vía de peregrinación.