El presidente de Fele Bierzo, Javier Morán, y el obispo de Astorga, Jesús Fernández, en representación de Cáritas, firmaron hoy un acuerdo de colaboración para promover la inserción laboral de las personas desocupadas inscritas en la bolsa de empleo de la entidad. La patronal se encargará de proporcionar orientación laboral a estas personas, que podrán participar en diferentes cursos de formación “a la carta”, en base a sus perfiles profesionales.

De este modo, explicó Morán, el acuerdo pretende dar respuesta a la necesidad de mano de obra cualificada que sufren muchas empresas de la comarca. Según detalló el presidente de Fele Bierzo, esta situación afecta a todos los sectores, pero se deja sentir especialmente en ámbitos como los oficios asociados a la construcción, el turismo, la hostelería y la restauración o la asistencia sociosanitaria a domicilio.

Por su parte, el obispo destacó que este programa de integración social a través del empleo tendrá una doble vertiente. Por un lado, se dotará a los participantes de habilidades y conocimientos para desarrollar un trabajo y por otro, se pondrán en marcha acciones de sensibilización para promover la acogida de los participantes en las empresas de la zona. “La ausencia de un puesto de trabajo suele acarrear exclusión social”, recordó Fernández.

En ese sentido, el prelado recalcó que “trabajar para que haya trabajo es una forma de incluir a las personas en la sociedad” y destacó el “enorme esfuerzo” llevado a cabo por los responsables del programa de empleo de Cáritas, que desde 2014 ha formado a más de 2.300 personas y ha conseguido la inserción laboral de más de 400. “La política económica debe estar al servicio del trabajo digno”, apuntó Fernández, haciéndose eco de unas palabras de Juan Pablo II.