Es una exposición de contrastes, de sentimientos expresados a través del trazo, los colores y los antagonismos. Es la obra de Fernando Delgado que se expone hasta el próximo 15 de agosto en el Gullón.

Este astorgano que “es artista desde bien pequeño”, como ha destacado la concejala de Cultura, Geli Rubio, ha llevado hasta la sala del teatro una colección donde hay cuadros abstractos y figurativos. Destaca una serie sobre Meninas, dedicadas a la mujer. Los cuadros también hablan de soledad, de “incoherencias”, de dolor…

Sobresale una serie donde el leitmotiv son los pasos de cebra, que “vienen a representar el camino de la vida”, como ha explicado el artista. Entre los abstractos también hay contrastes, de color, de direcciones, de sentimientos, ha dicho Delgado, que además ha llevado hasta el Gullón una serie de aquellos lugares más emblemáticos de Astorga, como el Ayuntamiento, el Palacio o el León y el Águila.