La concejalía de Hacienda que dirige Chema Jáñez ha encargado una inspección tributaria para las empresas que ocupan el subsuelo, suelo y vuelo de Astorga. Más concretamente para esclarecer si las compañías de luz, gas y telecomunicaciones que atraviesan el municipio están pagando al ayuntamiento todo lo que les corresponde. Se trata de una tasa que se auto liquida y que ahora mismo supone unos ingresos de 120.000 euros para las arcas municipales.

Ahora con esta inspección, que hace una empresa externa, se estima que puedan aflorar otros 102.000 que estas compañías no están abonando al ayuntamiento. Se trata de una primera previsión pero que de confirmarse supondría más ingresos para el consistorio. Por su parte la empresa que lleva a cabo la inspección se lleva un porcentaje de lo que sea capaz de constatar que no están pagando estas empresas.