Con motivo de la Fiesta Nacional de Irlanda, el día de San Patricio, el 17 de marzo, el Gobierno de esta nación, a través de sus embajadas invita a una serie de ciudades para que iluminen un monumento, de color verde, como símbolo de amistad, de lazos históricos comunes, y con un beneficio que se presume turístico. Astorga, como bien es sabido, ha organizado, por el empeño del anterior alcalde Arsenio García y Voluntarios de León, una serie de actos conmemorativos vinculados con la Guerra de la Independencia, por la que llegaron a nuestra ciudad soldados de Irlanda en ella, combatiendo, fallecieron; sus cuerpos fueron enterrados en el antiguo cementerio (frente al parque del Aljibe).

Por iniciativa de la astorgana Marta Ponte, que pertenece a la Asociación Hispano- Irlandesa, el embajador de esta nación, señor Frank Smyth, envió carta a esta alcaldía el pasado 15 de febrero, para que, si se consideraba oportuno, fuera iluminado un monumento de la ciudad el día de San Patricio, del color de alto valor simbólico, en Irlanda, el color verde. De esta suerte, el monumento elegido, en este caso el ayuntamiento, sería difundido internacionalmente, como en ediciones anteriores la Torre de Pisa, Cibeles, etc.

El Ayuntamiento tenía todo previsto para llevar a cabo este propósito, y había solicitado la colaboración de los Voluntarios de León, para llevar a cabo más actos que el específico de la iluminación. Esta alcaldía ha recibido nueva notificación de que, dada la guerra existente en Ucrania, queda suspendido este acto conmemorativo, con el propósito de celebrarlo el año próximo. Por otra parte, la Asociación de Voluntarios, si lo estima, mantendrá los actos previstos.