Es sabido que la “pluma” es más poderosa que la “espada” – tópico literario en el que se impone la inteligencia sobre la fuerza. Esta “pluma” que se considera el cuarto poder constituido y continuado sobre los otros tres poderes clásicos del estado. Entonces porqué utilizar de forma torticera y partidista tan digno medio.

Se vienen produciendo unas informaciones en una plataforma digital que pretende “informar” objetivamente de los sucesos que se producen en la ciudad y entiende que deben ser publicitados. El pasado día 12 de diciembre – madrugada del domingo, y muy de madrugada, se produce un hecho que suele ser mucho más habitual de lo que creemos; un vehículo colisiona contra mobiliario urbano produciéndose daños sobre este y el propio vehículo. Desde dicha plataforma digital se producen una cascada de informaciones totalmente irreales por no decir que “falsas”sobre autoría de tales daños. Que si quien conduce es una persona muy conocida de la ciudad por razones de las que no entramos y que a otros si parece interesar, que si aparece según los mentideros urbanos bajo los efectos del alcohol, si antes se han producido daños sobre otro vehículo estacionado en una calle alejada, que si la policía NO quiere recoger la denuncia del titular de este último vehículo que denuncia tales daños y ahora el colmo donde se recoge que en el lugar del accidente aparecen restos del vehículo que ha ocasionado el accidente.

Pongamos un poco de sensatez y no editemos cualquier noticia y a cualquier precio. Las fuentes deben ser consultadas cuando menos y no publicar cualquier cosa, interesando únicamente a cuatro personas que buscan una guerra abierta sobre sus rivales aún a costa del trabajo profesional de la policía a la que quieren desvirtuar de su objetividad.

Un periódico aún siendo digital, debe contar como su principal religión, el NO faltar a la verdad e informar siempre noticias veraces y contrastadas, sin rendirse a pleitesías interesadas. En caso contrario caeríamos en una ANARQUIA informativa que desvirtúa dicha objetividad de toda información creíble. Es buena práctica publicar rectificaciones y más aún cuando se sabe que estas son necesarias para no faltar a la verdad. Expresiones tales como “se estrecha el cerco sobre el causante de los hechos” son totalmente concebidas como alarmantes y fuera de lugar y con otras intenciones detectivescas semejante a thriller policiaco de novela negra al uso.

Para que le queda muy claro a la persona/s interesada/s dentro y fuera de este “periódico digital” ya que no publican rectificaciones a sus noticias: 1. El vehículo causante de los daños al mobiliario urbano fue identificado a escasa ½ hora de producirse los hechos por la POLICIA LOCAL y en zona cercana de donde se produjeron estos y  nunca en la mañana siguiente y tras exhaustivas averiguaciones de policía alguna.2. Que en el lugar del siniestro vial, nunca y es nunca, existieron restos del vehículo a considerar, salvo pequeños plásticos de paso de rueda.3. Que ante la imposibilidad de la identificación fidedigna de la persona que conduce, lo cual NO afecta para nada la intervención posterior, el proceso normal es la confección de parte administrativo para la reclamación civil de los daños producidos pero NUNCA el uso de la vía penal como se publica por ese “periódico” en la que sólo cabria dicha vía si se hubiesen producido daños personales, siendo muy importante la vigencia del Seguro Obligatorio de responsabilidad civil suscrito por dicho vehículo. Todo lo demás de quién era su conductor, sólo ocupa a los cuatro interesados en seguir estirando y falseando la noticia. Para información de losinteresados citados, recoge el R.G.C. en su artículo 129 – atdo. 2º / opc. 5i. la denuncia vía administrativa de tales hechos.4. Totalmente falso que no se atendiera a la denuncia pretendida por el interesado y sobre los presuntos daños hacia su vehículo el cual se encontraba estacionado en una calle de la ciudad y en la que algunos y sólo algunos entre los que se incluye dicho “periódico” pretenden que también forme parte del siniestro original. Es informado en todo momento de los pasos a seguir sobre dicha denuncia verbal al interesado. Del mismo existen diligencias policialesabiertas de los que se dará debida cuenta al juzgado correspondiente en tiempo y forma.

De todo lo cual expuesto se percibe como no podría ser de otra forma, la total preocupación del colectivo policial al cual se ha utilizado intencionadamente sobre el resultado de la intervención, poniendo en total duda la falta de profesionalidad de los agentes intervinientes. Las posibles guerras o vendettas quedan exclusivamente para el ámbito de la arena política pero nunca utilizar a un colectivo para sus intrigas palaciegas. Flaco favor si encima utilizan medios informativos que se les supones neutrales y nunca faltos a la praxis de la verdad.

Si se ha leído el texto, por supuesto se habrá dado cuenta el lector que dicha queja formal proviene de la JEFATURA DE LA POLICIA LOCAL de esta ciudad de Astorga, la cual conoce todos los hechos y su desarrollo, y sin que deba servir de precedente, ha tenido que utilizar otro medio para poner sensatez en todas las informaciones volcadas por un “periódico” digital que únicamente ha intentado el desprestigio de dicha policía y falta de rigor en todo momento a la verdad…. Con intenciones partidistas? Ellos sabrán.