Este 24 de noviembre, el Juzgado de lo Penal 1 de León acogerá el juicio contra tres hombres a quienes se les acusa de conducción temeraria y daños leves. Según publica La Nueva Crónica los acusados son tres hombres que, sobre las 10:40 horas del día 9 de marzo de 2018 rajaron con un objeto punzante los neumáticos delantero y trasero del lateral izquierdo de un vehículo que acababa de ser aparcado por agentes de la Guardia Civil en el parking de un bar de la N-VI, en el partido judicial de Astorga, e inmediatamente después huyeron en coche. Según detalla el fiscal, el vehículo de los acusados fue localizado minutos más tarde de los hechos en el aparcamiento de un restaurante próximo a la A-6 y, al acercarse los agentes, dos de los hombres que se sentarán en el banquillo subieron a él de nuevo para escapar. Accedieron a la N-VI en sentido contrario a la circulación, condujeron por una zona excluida al tráfico y pisando la línea continua, poniendo con ello en peligro a un conductor al que obligaron a frenar para evitar un choque.

El acusado condujo, además, a una velocidad «notoriamente superior a la permitida, invadió el sentido contrario en todas las curvas, llegó a perder el control del vehículo, realizó derrapes y obligó a un peatón a apartarse a la cuneta tras verse sorprendido».

Para el fiscal, «el peligro que comportaba el acusado con su conducción se incrementó al introducirse en la localidad de Ucedo, al estrecharse la vía y tener una velocidad limitada a 30 kilómetros por hora», por lo que los agentes abandonaron la persecución