Cumpliendo con lo que ya es una tradición, la Asociación de Parkinson de Astorga y comarca ha vuelto hoy al jardín del Polígono que lleva el nombre del médico que descubrió la enfermedad: James Parkinson, para plantar olivos y seguir dando vida a este espacio. El alcalde, Juan José Alonso Perandones, ha destacado que este año se ha elegido esa especie porque “en su crecimiento representa muy bien las dificultades de la enfermedad del parkinson”, ha dicho.

Además, la presidenta de la asociación, Electra Cambra, ha querido agradecer la presencia de la Asociación de Parkinson de León, que se han desplazado hasta Astorga para compartir una mañana agradable y de visibilización de las enfermedad y sus consecuencias.