La Audiencia Provincial de León ha desestimado definitivamente el recurso que presentaron el ex concejal Ricardo Fernández Luengo y Carlos Escuredo contra los tres últimos alcaldes de Val de San Lorenzo, Azucena Fernández, Eligio Geijo y Alfonso Cordero por presunta prevaricación. Una denuncia que en su día ya había archivado el Juzgado de Astorga.

Al parecer los denunciantes alegaban que estos tres miembros de la corporación de Val de San Lorenzo habrían cometido un delito de prevaricación administrativa al entender que se urbanizó una finca al completo sin tener en cuenta que una parte era urbana y otra rústica por un error catastral.

La Audiencia no condena a pagar las costas a ninguna de las partes.