Ante la mejora de la situación sanitaria, el ayuntamiento de La Bañeza ha querido recuperar el Mercado Medieval, aunque se ha sacado de las fiestas para evitar aglomeraciones. Este jueves ha quedado inaugurado con un pasacalles musical y la instalación de unos 60 puestos de artesanía y alimentación repartidos por la Plaza Mayor, calle Astorga, Manuel Diz y calle del Reloj.

Hasta el domingo podremos disfrutar de cetrería, tiro con arco, malabares, música, fuego y un espacio con actividades para los niños. Es imprescindible el uso de mascarilla para acceder al recinto.