La Bañeza clausuró ayer miércoles el curso de verano de la UNED ‘Producción local y consumo
sostenible: Realidad, perspectivas y desafíos del ODS 12 en España, Europa e Iberoamérica’,
con el Premio al Emprendedor del Año, dedicado en esta ocasión a Miguel Ángel Alonso y su
bodega Fuentes del Silencio, “por la apuesta que ha hecho por su tierra, por el medio rural y
porque ha demostrado que con un producto como es el vino, en esta tierra se puede crear
algo especial y diferente”, relató el alcalde del municipio, Javier Carrera. El regidor destacó
que esta actividad, además, también “cuida el entorno y conserva ciertas costumbres, tanto
agrícolas como de tradición. Demostráis que vuestro compromiso con la sociedad está por
encima de todo”.

El galardonado mostró públicamente su agradecimiento a la UNED por este reconocimiento,
pero sobre todo por “lo que estáis haciendo”. También resaltó que “nuestro viñedo es
ecológico certificado, tenemos mucho cuidado de preservar lo que hay”, poniendo en valor la
riqueza del suelo del valle del Jamuz, donde se encuentra la bodega. Asimismo, y pese a los
reconocimientos que ha obtenido el vino de Fuentes del Silencio, entre otros en la Guía
Peñín, Alonso incidió en que “todavía nos queda mucho por aprender y por hacer, pero en
una zona donde aparentemente no había nada, nos encontramos con un terreno
excepcional”.