La Cruz Peregrina y el icono de la Virgen que nos anuncian la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) de Lisboa 2023 ya está en La Bañeza. El párroco de Santa María, Jerónimo Franco, les ha dado la bienvenida en nombre de los 105 pueblos del Arciprestazgo. “Os doy la bienvenida por lo que representáis, al mismo Redentor, vencedor de la muerte y recreador de la vida”, ha indicado. Hace 37 años el Papa San Juan Pablo II entregó esta misma Cruz a los jóvenes para que la llevaran por el mundo como signo del amor del Señor a la humanidad. “Esta Cruz en esta plaza es un encuentro fraternal de pueblos y de personas, todas hermanas”, ha señalado el Arcipreste.

Por su parte, el concejal José Luis del Riego, en representación de la ciudad, se ha referido a la JMJ, que, en cada edición, reúne a jóvenes de todo el mundo y encarna los valores de la juventud en nuestra sociedad.

Por último, una joven ha dado las gracias al Señor porque ha hecho posible la visita de la Cruz a La Bañeza. “Es cierto que, a veces, nos cuesta vivir la Fe en nuestros ambientes, porque muchos de nuestros amigos no tienen Fe, por eso te pedimos que bendigas estas horas y nos hagas testigos valientes de tu Evangelio”, ha finalizado.

Tras la bienvenida en la Plaza Mayor al ritmo de cornetas y tambores, se ha celebrado Misa en la Parroquia de Santa María. A las 22:30 horas comenzará la Vigilia y mañana a las 9 de la mañana tendrá lugar la Misa de despedida antes de su partida de nuestra Diócesis.