El Ayuntamiento de La Bañeza amplía su oferta de empleo público con nuevas
incorporaciones. El Servicio Público de Empleo de la Junta de Castilla y León ha concedido al
Consistorio bañezano tres subvenciones, con las que han podido contratar a un total de 12
trabajadores en situación de desempleo. El montante total asciende a 149.229,56 euros.
Dentro del programa Mayel, destinado a la contratación temporal de desempleados mayores
de 45 años para la realización de obras y servicios de interés general, se ha contrato a un
trabajador. Con el programa JOVEL, que trata de fomentar la contratación temporal durante
al menos 180 días, se ha incorporado a tres trabajadores menores de 35 años. Y con el
programa Quintel, que tiene como finalidad la contratación de desempleados para desarrollar
actividades del sector cultural y turístico, se han contratado a ocho trabajadores.

Los programas Mayel y Jovel se orientarán a la mejora de calidad de vida de los vecinos,
reforzando el cuidado y mantenimiento de parques y jardines. Entre sus cometidos estarían el
mantenimiento y limpieza de parques infantiles, zonas de elementos biosaludables y jardines,
limpieza y desbrozado de vías públicas y aceras, podas de arbustos y pequeño arbolado, así
como la plantación y el cuidado de especies vegetales menores y árboles de pequeño porte.
Con el programa Quintel se abordará la puesta en valor del Patrimonio natural e histórico a
través de cuatro proyectos, que acometerán un total de ocho personas. Los programas que
han obtenido la subvención han sido: La creación de una guía de rutas de cicloturismo,
senderismo y mototurismo; localización y señalización de espacios arqueológicos y
revalorización del camino de Santiago; realización de visitas guiadas por los monumentos,
museos, edificios y grafitis existentes en el municipio; y por último, el acondicionamiento y revalorización de edificios culturales.

Destacar, por último, que esta iniciativa entronca con el objetivo del Ayuntamiento de crear
empleo público, pero también de mejorar la calidad de vida de los vecinos y adecuar la
ciudad, poniendo en valor, asimismo, los factores turísticos de la misma, así como también el
entorno