Son ya tres los sábados en los que en La Bañeza muchos de los vendedores del mercado semanal no han colocado sus puestos. El motivo es que no comparten la decisión de que se mantenga el cambio de ubicación del mercado ahora que ya no quedan restricciones por la pandemia. Consideran que por algunas calles pasan menos compradores y demandan que se vuelva a la colocación de los puestos que existía antes del coronavirus.

Ante esta situación, el alcalde, Javier Carrera, ha comentado a Cope que el mercado se va a mantener con la nueva ubicación “porque es una competencia municipal”, al considerar, además, que es más beneficiosa para compradores, vendedores y personal de los puestos. El regidor confía en que la situación se soluciones en estos días.