El alcalde de La Bañeza y los sindicatos de la Azucarera piden a Pedro Sánchez al ministro de Agricultura, a Mañueco y al consejero Jesús Carnero que intercedan para que se ponga fin a “este ataque”

La Bañeza sale al paso contra la campaña impulsada por el Ministerio de Consumo, ‘Hijos del azúcar’. En la mañana de este viernes, el alcalde del municipio bañezano, Javier Carrera, y varios miembros de los sindicatos de la Azucarera, mostraron públicamente su indignación por lo que consideran un “ataque directo no solo al azúcar, sino a todos los que vivimos de este producto y al medio rural”, por parte de este Ministerio.

“En estos tiempos en los que se habla de una España vaciada, no tienen sentido este tipo de campañas como la que ha impulsado el Ministerio de Consumo. Es un ataque directo a la gente del medio rural y a los que se levantan todas las mañanas para seguir adelante. No tiene sentido que se haga campaña contra el azúcar. Se nos vende que se quiere crear riqueza y al mismo tiempo se atacan las zonas rurales”, indicó el regidor, recordando que para La Bañeza, la Azucarera es “uno de los pulmones más importantes de nuestra sociedad. Genera un gran número de empleos: más de 150 puestos de trabajo directos y unos 1.000 indirectos. También es generadora de otra serie de actividades y riqueza. En nuestra tierra tiene un retorno increíble”. Carrera insistió en que “no entendemos por qué se criminaliza el consumo de azúcar. No es el causante de ninguna enfermedad, lo que está claro es que un Ministerio de Consumo tiene que educar a que se consuma de forma responsable”. El alcalde pidió a los responsables “que se vuelvan atrás con su campaña, que reflexionen y nos dejen vivir, porque el medio rural necesita ayuda, pero no en esta línea”.

Francisco Fernández González, secretario general estatal UGT FICA La Bañeza, suscribió las palabras del regidor, aludiendo a que “en esta Comunidad Autónoma hay cuatro fábricas, tres son azucareras. De seguir en esta línea, toda esta riqueza que genera la remolacha y el azúcar está en peligro. Pedimos la presidente del Gobierno que, como hizo con la carne, salga al paso e insista en que no se siga adelante con esta campaña, porque se está poniendo en peligro está el sector remolachero-azucarera y a la única fábrica que queda en la provincia, que es la de La Bañeza”. Insistió en que “el ministro Garzón no conoce que se han cerrado 13 fábricas en Europa, ni que este país es deficitaria en azúcar, ni que las azucareras que quedan estarían en disposición de poner el azúcar en el mercado europeo, ni que no se puede hacer porque se está permitiendo que los países entren en Europa como quieren, reduciendo el precio a unos niveles con los que no podemos competir. Es a lo que se debería dedicar el ministro, a proteger al sector alimentario en general, a las azucareras… Porque crean riqueza”.

El representante sindical, asimismo, pidió al presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y al consejero de Agricultura, Jesús Julio Carnero, “que traten de impedir que el ministro siga adelante con esta campaña destructiva”.

A esta convocatoria pública, en la que se puso sobre la mesa el malestar de los afectados por la campaña, también acudieron el presidente y el secretario del Comité de Empresa de la Azucarera de La Bañeza, Josué Cordero y Miguel Santos, respectivamente.