“La prioridad es poder sacar adelante la carrera de motos, aunque no sea en agosto”. Con esta expectativa trabajan desde el Motoclub Bañezano y desde el Ayuntamiento de la ciudad vecina a la vista de la buena evolución de la pandemia, del descenso del índice de contagios y del ritmo de vacunación, tal y como han confirmado esta mañana en una rueda de prensa. El presidente del Motoclub, Javier Morla, ha explicado que la prioridad es poder celebrar el Gran Premio de Velocidad aunque se hará, si todo sigue mejorando como hasta ahora, entre septiembre y octubre, a la espera aún de confirmar la fecha.

No obstante, durante la semana de fiestas, el 6, 7 y 8 de agosto, si que habrá alguna actividad relacionada con el motor, como también ha adelantado el alcalde, Javier Carrera, quien ha asegurado que aunque hay que ser prudentes “también debemos ser inteligentes y si se pude celebrar este evento que todo el mundo espera y que económicamente es muy importante para los negocios de La Bañeza”.

Desde el Motoclub, no obstante, han adelantado que se hará una Gran Premio a menor escala por eso se trabaja junto con el Consistorio en limitar el aforo de las zonas de acampada y reducir las categorias. “Queremos que este año sea un puente para que en 2022 se celebre un Gran Premio con normalidad”, ha incidido Moral, quien ha destacado que llegada la fecha se solicitarán todos los permisos a la Junta y las autoridades sanitarias. Todo, eso sí, supeditado a la evolución de la pandemia.

Respecto a las fiestas, el concejal Ángel fernández, ha asegurado que no se descarta nada pero que todavía en pronto para cerrar contrataciones. Si que se están estudiando posibilidades y este año ya se contará con alguna actividad.