La Concejalía de Igualdad ha transformado la entrada del Ayuntamiento de nuestra ciudad en una Puerta Violeta como preludio al 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. La Puerta Violeta es una canción de la cantante Rozalén que se ha convertido en un himno contra las agresiones machistas.


Muchas mujeres estarán ahora mismo sufriendo. Cuántas, que aparentan llevar una vida perfectamente normal, sentirán terror cuando cierran la puerta de sus casas.
Combatir la violencia no es (solamente) denunciarla, manifestarse contra ella, establecer leyes que la prohíban en su manera más brutal, y compadecer a las víctimas.
Solamente despertando, abriendo y traspasando esa Puerta Violeta podremos vivir en un mundo que de verdad hable de igualdad.


Nuestro Ayuntamiento y su Puerta Violeta quiere decir un no rotundo al maltrato y a la violencia. Combatir ésta es educar, es cuidar, es fomentar. Más que prohibir. Es hacer comprender el sentido del respeto, la convivencia, y en definitiva del amor.
Chayo Roig, Concejala de Igualdad, agradece a la brigada de obras y a la de jardines su ayuda en la realización de la puerta violeta.