La delegada territorial de la Junta, Ester Muñoz, ha presentado el informe realizado sobre las medidas de carácter general para todo el itinerario del Camino de Santiago Francés que discurre por la provincia de León, acompañada por la jefa del Servicio de Cultura y Turismo, Amelia Biaín, representantes de la Subdelegación del Gobierno y de la Diputación de León, Asociaciones del Camino, y los alcaldes de los municipios por los que pasa la Ruta Jacobea.

“Gracias, de corazón, por acompañarnos en este peregrinaje que tiene como finalidad última recuperar la autenticidad del Camino de Santiago Francés, reivindicar el trazado original, Patrimonio Mundial que tenemos la obligación de preservar. Somos conscientes de la existencia e importancia de otros caminos a Compostela, que también debemos cuidar, pero nunca tenemos que olvidar como referente auténtico y original al Camino Francés”, ha declarado Muñoz, que también ha insistido en el buen estado del camino a lo largo de la provincia y ha querido agradecérselo a todos los alcaldes. La delegada tuvo unas palabras de agradecimiento para Santiago Santos Vega, miembro de la asociación de Amigos del Camino de Astorga, recientemente fallecido, amante e impulsor de mejoras en la ruta jacobea, que les acompañó en el tramo desde Astorga.

Tras este informe se han determinado las medidas para mejorar en todo lo posible el itinerario del Camino. Por parte de la Junta de Castilla y León, algunas de las tareas que corresponderían a las Consejerías, son: la extensión y renovación de la red digital debido a la ausencia de cobertura para teléfonos móviles e internet; la mejora del horario y número de edificios singulares con apertura al peregrino, ya que algunos permanecían cerrados; la realización de un inventario de albergues del Camino, pues había falta de información para los peregrinos; y el deseable traslado de la cartografía que ha servido de soporte al Decreto a una cartografía actualizada, donde se reflejen las infraestructuras recientemente introducidas y se corrijan errores en la determinación del itinerario histórico.

“Este fue y es el motivo por el que a la vez que nos echamos a andar encomendé un informe técnico que hoy damos a conocer sobre el estado del Camino de Santiago Francés. Un informe, como he dicho, que surge del contacto personal con todos vosotros, acompañada de la Jefa del Servicio y los técnicos del Servicio de Cultura, durante la realización a pie de la Ruta Jacobea desde Sahagún a Vega de Valcarce. Hoy, una vez pateados los 211 kilómetros, estoy más convencida que nunca de que el mejor medio para poder resolver los problemas del Camino es conocerlos, y que la única forma de identificarlos es pisarlos, es vivirlos como hemos hecho”, ha comentado la delegada territorial.

Como tarea propia de los municipios o de las administraciones titulares de la red viaria, cabe destacar la necesaria revisión periódica de la señalización para actualizarla o renovarla, la retirada de señales repetitivas, y la señalización de bifurcaciones, dejando las que se ajustan al manual de señalización del Consejo Jacobeo.
Por parte de la propia administración con titularidad sobre la red de carreteras, hay que subrayar la señalización de cruces peligrosos en vías rodadas al tráfico rápido con la debida señal vertical de peligro y la reducción de velocidad con bandas sonoras y pasos de peatones. Además, cabría crear corredores para peatones y bicicletas con separación del tráfico, ya que no existe un sendero peatonal en diferentes tramos del itinerario.

Por último, las actuaciones que corresponderían a Diputación y entidades locales, que podrían tener apoyo y subvenciones de la Junta de Castilla y León, serían el mantenimiento del camino peatonal (acondicionamiento del firme, desbroce periódico de vegetación, plantación de arbolado en el itinerario, espacios de descanso en tramos difíciles), mantenimiento de las áreas de descanso (retirada de residuos, limpieza, suministro de agua potable, fuentes y mesas informativas), y la necesidad de mejora de la imagen de determinados núcleos (aprobación de Planes Especiales de Protección, respeto a las tipologías y técnicas tradicionales en la edificación, restauración de edificios singulares).