El arciprestazgo tiene una larga tradición en la vida de la Iglesia como cauce de comunión eclesial, de animación y de coordinación en la acción evangelizadora, y de apoyo a los sacerdotes y a los demás agentes de pastoral en los distintos aspectos de su vida y ministerio. Si esto ha sido así a lo largo de la vida De la Iglesia, con mucho más motivo ha de serlo en este momento en el que se quiere
impulsar la sinodalidad.

Dado que las circunstancias han cambiado notablemente, no solo por la escasez de
sacerdotes y la disminución del numero de fieles, sino también por la reciente
reestructuración pastoral que ha supuesto la integración de las 914 parroquias diocesanas en 1l Unidades Pastorales, hemos procedido a revisar la geografía arciprestal con criterios pastorales y no solo geográficos, de modo que facilite una verdadera pastoral de conjunto y un mayor aprovechamiento de los recursos
humanos y materiales.

Después de estudiar el tema y oido el parecer del Consejo Episcopal, del Colegio
de Arciprestes y del Consejo Presbiteral, hemos decidido reducir a cuatro los
Arciprestazgos de la diócesis de Astorga
Teniendo en gran consideración la institución del Arciprestazgo, sin perder de vista la dimensión administrativa (c. 555) que señala el Derecho General y Particular y considerando las características de las parroquias, POR EL PRESENTE, y de conformidad con el c. 374 82, la Diócesis de Astorga queda dividida en 4 arciprestazgos:

ARCIPRESTAZGO DE ASTORGA: comprende las parroquias de las Unidades Pastorales de Astorga, La Bañeza y Orbigo.

ARCIPRESTAZGO DEL BIERZO: comprende las parroquias de las Unidades Pastorales de Bembibre, Ponferrada, Rivas del Sil y Villafranca.

ARCIPRESTAZGO DE GALICIA: comprende las parroquias de las Unidades Pastorales de A Ría y O Barco


ARCIPRESTAZGO DE ZAMORA: comprende las parroquias de las Unidades Pastorales de Sanabria y Los Valles.