La Diputación de León suma dos nuevos vehículos al Parque Móvil Provincial tras una inversión de 103.565 euros, uno de ellos adaptado y destinado al transporte de usuarios del centro Cosamai, y el otro adscrito a la Sección de Mantenimiento. El diputado de Infraestructuras y Parque Móvil, Luis Alberto Arias, junto a los diputados responsables de sendas áreas a las que van destinados los vehículos y representantes de la empresa adjudicataria, formalizaba hace unos días la recepción de los mismos. 

La vicepresidenta y diputada de Derechos Sociales, Carolina López, y el director del centro asistencial Cosamai, Felipe Núñez, han recibido una furgoneta de nueve plazas, 114 CV y masa total máxima autorizada de 3.500 kilos, con dos puertas en cabina, puerta corrediza lateral y doble puerta trasera acristalada, especialmente adaptada para personas con discapacidad mediante la incorporación de dispositivos que permiten el transporte de usuarios en silla de ruedas. Además, está dotado de los elementos de seguridad precisos para las tareas a desarrollar.

El vehículo, que ha supuesto una inversión de 69.575euros, cuenta con acceso trasero mediante plataforma elevadora homologada de accionamiento electro-hidráulico. Dispone asimismo de elementos como revestimientos y ventanas de visión ampliada, y está dotado con calefacción y aire acondicionado y kit de anclaje para silla de ruedas con cinturón de seguridad de pasajero. En el acceso lateral destaca el escalón retráctil y disposición de asideros para facilitar la entrada.

Esta furgoneta prestará servicio en el centro ocupacional Cosamai, dependiente de la Diputación de León y ubicado en Astorga, que ofrece servicio de residencia y talleresocupacionales a personas con discapacidad intelectual ligera o media en edad laboral. 

Por otra parte, el diputado de Contratación y Desarrollo Económico, José Pellitero, recepcionaba la unidad destinada a la Sección de Mantenimiento de la institución provincial, un vehículo versátil para poder llevar a cabo en adecuadas condiciones las tareas asignadas, fundamentalmente el cuidado, la reparación y el sostenimiento de los edificios dependientes de la institución provincial.

Este vehículo, que ha supuesto un coste de 33.990 euros, sustituirá una unidad que había quedado ya obsoleta y desgastada tras más de veinte años de servicio. 

Se trata de un vehículo de accionamiento eléctrico con una potencia máxima superior a 44 kW, y una autonomía que supera los 250 kilómetros. El adquirido es una versión mixta para pasajeros -hasta cinco personas- y carga. El Parque Móvil de la Diputación ya cuenta con otros dos vehículos 100% eléctricos realizando sus servicios con total éxito.

Esta inversión se enmarca en el proceso de renovación de una serie de que se encuentran obsoletos y deteriorados tanto por el envejecimiento como por el uso. Con ello se disminuirá el coste de las reparaciones y, simultáneamente,se contribuirá a un beneficio medioambiental por el menor consumo de combustible y, en consecuencia, menor emisión de contaminantes.